DESCARGA E INFÓRMATE


El Tren Maya será el principal proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo sostenible del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El proyecto consiste en un nuevo servicio de transporte férreo que interconecta las principales ciudades y zonas turísticas de la península de Yucatán.

El proyecto promueve un esquema turístico en el que los visitantes recorren las comunidades de la región evitando la concentración turística en un solo punto. Así, se genera una derrama económica local, se crean oportunidades laborales y se distribuye la riqueza a lo largo de la península.

Se basa en un modelo de desarrollo sostenible que impulsa el crecimiento económico sin depredar el ambiente; al contrario, procura medidas de mitigación, compensación y protección del entorno ―como la creación de corredores ecológicos en el margen de la Reserva de la Biósfera de Calakmul para contener la presión del crecimiento poblacional y la actividad humana.

Así, la importancia del proyecto es doble porque plantea: primero, detonar la economía y mejorar la calidad de vida de los habitantes. Y, segundo, proteger el medio ambiente de los estragos que produce la invasión humana y las actividades derivadas de la precariedad económica, como la tala ilegal o el tráfico de especies.

OBJETIVOS:


• Impulsar el desarrollo socioeconómico de la región y las comunidades locales.
• Fomentar la inclusión social y la creación de empleo.
• Promover y resguardar las culturas indígenas locales.
• Proteger y rehabilitar las Áreas Naturales Protegidas en la Península.
• Fortalecer la industria turística en México.
• Apoyar el ordenamiento territorial de la Península.

 

CARACTERÍSTICAS:


• Locomotora de biodiesel híbrida acorde a la norma ambiental de California. • 1, 525 km de recorrido.
• 15 estaciones.
• Tren de velocidad media (máxima de 160km/h).

 

SERVICIOS:


• Pasajeros locales.
• Pasajeros turistas.
• Carga.


La inversión estimada de la infraestructura de la vía del tren será de 120 a 150 mil mdp que se obtendrán a través de un esquema de inversión mixta.

 

El tren generará nuevas dinámicas sociales en la zona de la Reserva de la Biósfera de Calakmul para ayudar al reordenamiento de los asentamientos colindantes. Esto se logrará a través de programas federales de apoyo a los servicios básicos de infraestructura productiva y turística sostenible.

 

Las estaciones se adecuarán a las necesidades y características de cada zona. Por este motivo, su diseño, tamaño y capacidad variarán. Siempre se mantendrá la identidad de la región.

 

El recorrido total será dividido en tres tramos:

 

• Tramo Selva (426 km)
• Tramo Caribe (446 km)
• Tramo Golfo (653 km)

 

Para minimizar el impacto ambiental y social se utilizarán principalmente derechos de vía existentes:

 

• Líneas de ferrocarril
• Carreteras
• Tendidos eléctricos

 

En los tramos en los que el derecho de vía está por obtenerse, se buscará asociar a los propietarios con el proyecto para que reciban ingresos por su patrimonio.

 

En el caso de invasiones en el derecho de vía, se buscará un acuerdo benéfico con los grupos sociales que, por necesidad, se hayan visto obligados a asentarse irregularmente.

 

En el caso de las estaciones, los propietarios ―individuales o comunitarios― podrán aportar los terrenos para convertirse en socios del desarrollo local.

Actualmente, México ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de turismo. Las zonas arqueológicas de la región maya son algunos de los destinos más importantes: en conjunto, reciben 6.8 millones de turistas al año. Chichen Itzá y Tulum ocupan el segundo y tercer lugar de los sitios arqueológicos más visitados del país, sólo después de Teotihuacán.

 

El tren aprovechará este potencial turístico para generar derrama económica en los estados involucrados. El recorrido pretende alargar la estancia de visita en la región, lo cual se traduce en un mayor gasto turístico y captación de ingresos en las comunidades. También implica un crecimiento importante en la infraestructura de servicios para los habitantes.

 

Al concluir la próxima administración, se proyecta mejorar la capacidad de recepción de los servicios turísticos y urbanos. La meta es atender a 8 mil turistas diarios en la zona sur de la Península de Yucatán, particularmente en el Tramo Selva, que va de Palenque a Calakmul.

El Tren Maya supone un nuevo paradigma de turismo incluyente, en el que la riqueza se distribuye en la comunidad. Esto implica:

 

• Fomentar la inclusión social a partir del respeto a las etnias y el género para incorporar talento regional y local.

 

• Promover el respeto a los pueblos originarios.

 

• Detonar el crecimiento económico a partir del impulso a proyectos productivos agroecológicos y logísticos para crear nuevas cadenas de valor.

 

• Proteger los ecosistemas y los servicios ambientales que proveen.

 

• Evitar la sobreexplotación y crear mecanismos sociales para incentivar la conservación comunitaria.

 

• Definir los niveles máximos de carga —o límite de sostenibilidad— de los territorios, considerando factores económicos, ambientales, sociales y culturales de las regiones y los centros urbanos a desarrollar.

 

• Establecer el número máximo de visitas por destino, conociendo la capacidad de carga ambiental, de infraestructura o de servicios de cada sitio; tanto del entorno natural como de los sitios arqueológicos.

La zona que atravesará el tren presenta distintos desafíos que deben considerarse de antemano para garantizar que el proyecto cumpla las expectativas de bienestar que se propone.

 

SOCIAL:

 

Desafíos:
1. Entender la complejidad y diversidad de la composición social de la zona, así como las preocupaciones de sus habitantes, para dar atención detallada a cada grupo y no excluir a nadie del proyecto.
2. Combatir los altos índices de pobreza de la región.
3. Reducir el número de asentamientos irregulares en zonas naturales protegidas.

 

Soluciones:
1. Llevar a cabo un proceso de consulta libre e informado para sumar al proyecto a todas las comunidades involucradas.
2. Detonar la productividad de la zona a través de la diversificación económica, el desarrollo de nuevas oportunidades logísticas y la creación de empleos directos e indirectos.
3. Crear desarrollos de crecimiento urbano con servicios básicos, áreas de esparcimiento e infraestructura turística en Calakmul.

 

AMBIENTAL:

 

Desafíos:
1. Detener las actividades agropecuarias ilegales y poco redituables en las áreas naturales de mayor valor del país.
2. Reducir los impactos negativos de la actividad humana sobre las áreas naturales.
3. Rehabilitar las áreas naturales protegidas e incentivar su cuidado.

 

Soluciones:
1. Generar actividades económicas que aprovechen los recursos naturales de manera sostenible.
2. Crear corredores bióticos que contengan la expansión urbana de comunidades.
3. Promover estrategias de mitigación de la huella ecológica.

 

CULTURAL:

 

Desafíos:
1. Conservar y promover el legado arqueológico y cultural de la región.
2. Ampliar el acceso y conocimiento del legado cultural de los mayas.
3. Entender y respetar las tradiciones particulares de los pueblos originarios.

 

Soluciones:
1. Impulsar la visita regulada de turistas a zonas arqueológicas antes inaccesibles, como Calakmul.
2. Fomentar el legado intangible ―cocina, bailes, lenguas― de la región Maya.
3. Colaborar con los pueblos originarios para garantizar su inclusión.

YUCATÁN:

 

1. Aumentar el turismo en general: de convenciones, de aventura, cultural y de esparcimiento.
2. Incrementar el volumen de carga en combustibles y materiales.
3. Disminuir contaminantes al bajar el número de camiones de carga.
4. Incrementar el flujo de visitantes a Chichen Itzá, Valladolid e Izamal.
5. Rescatar terrenos de la antigua estación de Mérida.

 

CAMPECHE:

 

1. Desarrollar nuevas formas de turismo: de naturaleza, científico, ecológico, rural y de aventura.
2. Eficientar el transporte de pasajeros, pesquerías y derivados del petróleo.
3. Apoyar el comercio de hortalizas y frutos frescos del estado.
4. Proteger la Reserva de la Biósfera de Calakmul y el patrimonio cultural del estado.
5. Lograr que Calakmul tenga una proyección internacional tan consolidada como Chichén Itzá o Tulum.
6. Generar un nuevo centro logístico enclavado entre la nueva estación y el aeropuerto.

 

QUINTANA ROO:

 

1. Aumentar el tiempo de estancia del turismo nacional e internacional.
2. Facilitar la interconectividad con aeropuertos nacionales.
3. Transportar trabajadores y mercancías a lo largo de la Riviera Maya.
4. Comunicar las microrregiones del estado con las seis ciudades que tendrán una estación del tren.
5. Aumentar los flujos turísticos y comerciales en el sur del estado.
6. Propiciar el reordenamiento urbano de la zona de Tulum.
7. Abrir nuevas regiones de desarrollo en la zona de Bacalar y próximas a Carrillo Puerto.
8. Evitar la sobrecarga vehicular en el tramo Cancún-Tulum de la carretera.
9. Disminuir contaminantes al bajar el número de camiones de carga.
10. Proporcionar una alternativa de movilidad a los pasajeros entre Playa del Carmen y Cancún.

 

CHIAPAS:

 

1. Consolidar el turismo cultural, de aventura y de esparcimiento.
2. Mejorar la conectividad de Palenque al ligarlo con los flujos turísticos de la Riviera Maya.
3. Detonar la hotelería de alto nivel en Palenque.
4. Facilitar la interconectividad de aeropuertos.
5. Crear una zona de desarrollo urbano para crear una oferta turística de calidad.
6. Trasladar sus productos agropecuarios a toda la Zona Maya.

 

TABASCO:

 

1. Impulsar el turismo nacional e internacional.
2. Trasladar pasajeros y trabajadores.
3. Transportar derivados del petróleo y semovientes.
4. Llevar productos agropecuarios a toda la Zona Maya.